• Inicios

    En 1972, Antxón Garmendia finalizó su carrera de Ingeniero Técnico en la Escuela de Papel de Tolosa, y empezó a realizar prácticas en varias papeleras de la zona, adquiriendo importantes conocimientos en la fabricación del papel.

    Gracias a esto fue seleccionado para llevar la dirección de Comaypa, una cooperativa de mayoristas de papel recién fundada. Desde el inicio, empezó a agrupar diferentes clases de papel y, gracias al volumen de la demanda de los socios de la cooperativa, consiguió importantes reducciones en los precios de compra.

  • historia1

  • historia2
  • Un negocio propio

    Seis años más tarde, en 1978, un pequeño negocio de bolsas de papel y otro de servilletas, cierran por jubilación. Antxón no dejó escapar la oportunidad y adquirió ambos negocios junto a su hermano Juan Martín y sus respectivas esposas, constituyendo entre los cuatro una sociedad mercantil.

    Así nació Manipulados Enara, S.A., una sociedad con un pequeño capital que en apenas unos años multiplicó su producción por diez, lo que les llevó a adquirir nueva maquinaria y a contratar a los primeros empleados. Más tarde, se desplazaron a una zona industrial y adquirieron una nave de 500 m2.


  • Nace Plastigaur

    En los años 80, compraron varias extrusoras de segunda mano y se introdujeron en la industria del plástico. Muy pronto, la actividad del plástico empezó a ganar terreno a la del papel, hasta el punto que decidieron vender el negocio de bolsas y servilletas y centrarse de lleno en el polietileno.

    Así, en 1989 nació Plastigaur, y con ella una nueva forma de trabajar. Se desplazaron a una nave de unos 2.000 m2 en la localidad de Andoain y empezaron a sustituir la maquinaria de segunda mano por maquinaria nueva. La cartera de pedidos no tardó en crecer y la I+D+i empezó a ser un tema prioritario.

  • historia3

  • historia4
  • El gran salto

    En 2004 se construyó una nave anexa de 5.500 m2 de planta baja y 1.000 m2 de entreplanta, con una superficie productiva de unos 8.500 m2.

    A partir de aquí, los fundadores decidieron dar paso a la nueva generación:

    Luis Artola como Gerente.
    Nerea Garmendia como Directora Financiera.
    Ion Garmendia como Responsable de Mantenimiento.

    Desde entonces, la nueva dirección trabajó con el objetivo de transformar una empresa familiar, en una empresa profesionalizada, uniendo la suma de ambos conceptos. La clave: diversificar y abrirse al exterior manteniendo los valores familiares.

    Actualmente, Plastigaur ha iniciado una nueva época con la creación de la sección de impresión y converting orientada a nuevos mercados y sectores con valores añadidos superiores.